Encuentros

« Volver
01/10/2014 | Biblioteca Nacional

Actividad conjunta Justicia Legítima y Carta Abierta

 
 

El lunes 29 de septiembre se realizó en la sala Juan L. Ortiz de la Biblioteca Nacional el primer encuentro entre Justicia Legítima y Carta Abierta. Más de 200 personas asistieron a la jornada para debatir sobre la Ley de Abastecimiento. En la actividad estuvieron presentes Stella Maris Martínez, María Laura Garrigós, Alicia Ruiz, Jorge Auat, Javier De Luca, Hugo Cañón, Mario Kestelboim, Sebasián Tedeschi, Carolina Varsky, Jose Massoni, María Fernanda Lopez Puleio, Roberto Guinney, Luis Niño, Néstor Rodríguez Brunengo y Ana Poleri, entre otros.

En el comienzo de la primera mesa, Horacio Corti afirmó que es necesario debatir cómo se conforma una institución social como el mercado. El Defensor General del MPD de la Ciudad de Buenos Aires sostuvo que cada uno de los elementos de un mercado supuestamente espontáneo es una institución jurídica, y estas instituciones surgen de un debate político. “Lo que está en cuestión es la supuesta espontaneidad de las relaciones de mercado prejurídicas, presociales o prepoliticas, lo que es un claro mito político que sin embargo tiene efectos en la medida que sirve para contestaciones reales como las que tenemos con la Ley de Abastecimiento”, expresó. En este marco, la soberanía del Estado resulta un concepto constitucional central, y lo que está en juego es la capacidad del sistema político para regular las relaciones económicas.
 
En cuanto a la competencia del Congreso Nacional para dictar regulaciones, el defensor señaló que la misma palabra es engañosa, “porque da la sensación de que algo existe y uno interviene desde afuera, y en realidad estamos hablando de la constitución propiamente jurídica y política de cada uno de los mercados”.
 
El economista de Carta Abierta Guillermo Wierzba, por su parte, centró su análisis en la discusión que este paquete de leyes viene a dar respecto de la distribución de la riqueza. Según Wierzba la Argentina “ha tenido una reacción y existe la idea de garantizar las políticas redistributivas efectivas que tienen que ver con evitar una política de precios decidida solamente por los formadores de precios”. El economista destacó también la importancia de que el derecho de propiedad coexista con los derechos sociales y económicos de la población, sin preeminencia de unos sobre los otros.
 
El diputado nacional Héctor Recalde cerró la primera mesa de la tarde con un repaso por la historia de la Ley de Abastecimiento. Recalde recordó que la ley de 1974 fue votada por todos los partidos políticos, y destacó que el punto fundamental de esta normativa es “persiguir que no haya una posición predominante en el mercado. En definitiva, esta ley es una ley para la igualdad". Respecto de las críticas, el diputado por el Frente para la Victoria afirmó que “lo que se está cuestionando no es otra cosa que el rol del Estado”.
 
El primer expositor de la segunda mesa de la jornada fue el titular de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos, Carlos Gonella. El fiscal explicó que tanto desde el punto de vista del liberalismo como desde el planeamiento existen obligaciones recíprocas. “Si hablamos de liberalismo, el ejercicio de los derechos individuales no se puede ejercer de manera absoluta: solo se puede ejercer en el marco que impone el derecho, sobre todo la Constitución”, afirmó. “Desde el punto de vista del planeamiento, es decir, de la actividad del Estado para regular los derechos de las personas, tampoco se puede ejercer de manera absoluta sin respetar los límites que fija la propia Constitución”. En el caso de la Ley de Abastecimiento, “el Estado busca garantizar el acceso de toda la población a los bienes y servicios”. Según Gonella, “la normativa recientemente aprobada capta los derechos económicos del consumidor en sintonía con los estándares internacionales sobre derechos económicos, sociales y culturales al eliminar la potestad represiva que tenía el Estado y al regular el abastecimiento".
 
Carlos Girotti, sociólogo e integrante de Carta Abierta, afirmó por su parte que es necesario apelar a la memoria para garantizar la participación de la ciudadanía en los procesos de cambio. Girotti señaló que “comienzan a existir señales en la sociedad argentina de que un tramo dinámico de la ciudadanía asume la responsabilidad y se lanza a buscar aquello que parece inmutable. La confluencia de Carta Abierta y Justicia Legítima está indicando que existe una posiblidad de modificar esa realidad. No porque tengamos las verdades reveladas, sino porque estamos en condiciones de bucear dentro de la sociedad para encontrar apoyos materiales concretos”.
 
El diputado nacional Carlos Raimundi se refirió a la importancia de las modificaciones que tienen lugar en el país: “Estamos viviendo un momento histórico porque hay una discusión central sobre el poder en la Argentina, en la región y en el mundo. Esto eleva el nivel de calidad democrática de una sociedad en términos de una conciencia pública”. En cuanto al rol del Estado, Raimundi expresó la necesidad de profundizar la batalla cultural, porque “somos herederos de una concepción liberal que establece que el derecho está para limitar los abusos de la fuerza, pero según este criterio tradicional es el Estado el que ejerce los presuntos abusos frente a la sociedad civil”. En términos de un criterio social de la propiedad, entonces, “el Estado libera y la libertad oprime”.
 
Por último, el director de la Biblioteca Nacional, Horacio González, sostuvo que en los tiempos que corren el rol de los intelectuales es el de discutir una teoría de las relaciones democráticas en su sentido más amplio. Esta teoría “involucra un nuevo tipo de Estado en el que no todo es mercancía, porque de otra forma no podría existir una institución social con un destello de objetividad”.
 
El encuentro finalizó pasadas las 21 con un debate entre los asistentes y los integrantes de la mesa.

Compartir
Seguinos en Twitter

.