Encuentros

« Volver
27/08/2015 | Facultad de Derecho - UBA

Manuela Carmena y la reinvención de la justicia

El jueves 27 de agosto se realizó en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires la charla “Reinventemos la justicia”, a cargo de Manuela Carmena. Jurista, ex magistrada, consejera del CGPJ de España, fundadora de “Jueces para la Democracia”, Premio Nacional de Derechos Humanos en 1986 y actual alcaldesa de Madrid, Carmena compartió la mesa con Alejandro Slokar, María Laura Garrigós de Rébori y Marcela Pérez Pardo, jueces e integrantes de la Asociación Civil Justicia Legítima. Estuvieron presentes en el Salón Rojo Jorge Auat, Julio Maier, Mario Kestelboim, Mirta López González, Martín Vázquez Acuña, Néstor Rodríguez Brunengo, Claudio Cholakián, Marcela Viano y Ana Poleri, entre otros.

En una sala colmada, Slokar presentó a Carmena como una jueza comprometida con los derechos, especialmente en el ámbito penitenciario. El juez de la Cámara Federal de Casación Penal recordó que ya desde los años ´90 su obra trascendía lo académico y se vinculaba con lo político-judicial.

En el comienzo de la charla, la alcaldesa afirmó que “es hermoso mantener la relación con el mundo de lo jurídico, porque la justicia está en el núcleo del conflicto. Los jueces tenemos que ver con el conflicto porque debemos resolverlo: el conflicto es lo que al fin y al cabo nos justifica en una sociedad en la que los derechos y deberes tienen que cumplirse”. Carmena destacó que la tarea de resolver conflictos hace que los jueces sean capaces de escuchar. Por eso, cuando tuvo que plantear qué tipo de trabajo debía realizarse desde una alcaldía, sostuvo que “gobernar es escuchar”.

Durante su exposición, la ex jueza se centró en el concepto de cambio. “Debemos reflexionar si la justicia que tenemos es la que se precisa para el siglo XXI”, aseguró, y agregó que es necesario buscar la manera de repensar y reinventar la justicia. En este sentido, Carmena expresó que “el cambio es una necesidad individual y personal para el avance de la sociedad. Sólo se avanza socialmente si somos capaces de imaginar un mundo diferente, de querer una sociedad diferente. De ahí viene mi gran propuesta por el cambio, y a partir de allí la necesidad de replantear si lo que tenemos en el marco de lo social es lo que realmente queremos”. “El modelo clásico de la justicia ha pasado, ya no es posible, porque la sociedad se ha democratizado. Es interesante ver cómo la democracia se cuestionó (y mucho). Eso que se cuestionaba en el siglo XIX es imposible de cuestionar hoy”, reflexionó.

En cuanto a la democratización de la justicia, Carmena afirmó que significa transformarla en un instrumento útil. ¿Y cómo se concreta este proceso? Según la alcaldesa, todo lo nuevo se materializa en base a determinados pasos. Es importante comenzar por preguntas simples, por ejemplo, ¿por qué en los tribunales hay estrados y no mesas redondas? ¿Por qué los jueces tienen que hacer las preguntas? ¿No pueden las propias personas que en algún momento acuden a un tribunal preguntar por sí mismas? Carmena aseguró que “la justicia tiene que hablar con normalidad a las personas, pero hacemos todo lo contrario: existe una trama que la aleja, la convierte en una superestructura confusa que dilata los procesos. Es por esto que debemos confiar en la mirada, en la palabra, en la capacidad de interacción”.

Luego de la intervención de Carmena, los integrantes de la mesa compartieron experiencias e intercambiaron ideas y preguntas. Marcela Pérez Pardo relató algunos pormenores de la visita de Carmena al país en 2002, cuando se planteó al Consejo de la Magistratura realizar la experiencia piloto de grabar las audiencias de prueba en los juzgados no penales. La jueza civil explicó que esto implicaba modificar la normativa del Código Procesal, y que esta herramienta (hoy optativa) es vital para cambiar la estructura del proceso civil, plagado de escritos y tiempos muertos.

Por su parte, María Laura Garrigós agradeció la oportunidad de poder reflexionar sobre estas cuestiones en la Facultad de Derecho, temas que no son habituales en esa casa de estudios ya que no existen entrenamientos o estudios en gestión judicial. Garrigós destacó la defensa que hace el libro de Carmena de la oralidad como uno de los sistemas más útiles para acercar al Poder Judicial a la empatía que se reclama a los jueces.

Por último, Slokar preguntó cómo revirtió España la matriz dictatorial franquista, teniendo en cuenta que “lo que anida dentro de un poder de estado es el refugio que hay que destruir de modo de ganar democracia para todos”. Carmena reconoció que todavía hay mucho por hacer y no se han logrado todos los objetivos. “En el proceso de democratización, la justicia dio unos tirones: se acabó con la corrupción en la justicia, se acabó porque quisimos que se acabara. Cuando un colectivo dice ‘hasta aquí’, se cambia”, aseguró. Sin embargo, “en España el proceso de democratización de la justicia no se ha hecho, aún falta mucho por hacer. Y en este sentido es importantísima la relación entre los países, el intercambio, sólo así podremos crecer”, finalizó.


Compartir
Seguinos en Twitter

.