Encuentros

« Volver
04/04/2014 | Biblioteca Nacional

Segundo Encuentro de Justicia Legítima en la Biblioteca Nacional

El 4 de abril de 2014 Justicia Legítima realizó su Segundo Encuentro en la Biblioteca Nacional. Hace solo un año nuestra agrupación se reunía en el Auditorio Jorge Luis Borges durante dos jornadas en las que funcionarios judiciales y ciudadanos desbordaron la capacidad del auditorio de la Biblioteca. En esta oportunidad más de 800 personas asistieron a la jornada de Justicia Legítima, que se articuló en torno de dos paneles: “Poder Judicial y asimetrías sociales” y “Poder Judicial e ideología”. Entre los asistentes se encontraban Ricardo Forster y Horacio González, el camarista Alejandro Slokar, los fiscales Félix Crous, Jorge Auat y Javier De Luca y los jueces porteños Andrés Gallardo y Ana María López Vergara. La defensora general Stella Maris Martínez envió sus saludos desde el exterior.

Durante la apertura del encuentro María Laura Garrigós de Rébori, presidenta de Justicia Legítima, destacó la importancia de seguir debatiendo sobre el funcionamiento del Poder Judicial “desde adentro” y brindó detalles sobre la puesta en marcha de comisiones internas de la Asociación para avanzar en la investigación de temas centrales como el diseño del perfil del juez y el acceso a la justicia. Con un gran aplauso se dio inicio a la jornada.

En el primer panel de la tarde se debatió sobre “Poder Judicial y asimetrías sociales". En la mesa disertaron la abogada Ángela Rosalía Mora, el presidente del Movimiento Nacional de Fábricas Recuperadas por los Trabajadores Luis Caro, el juez civil Gustavo Caramelo y el periodista Martín Granovsky. Caro destacó las experiencias cooperativas que hasta el día de hoy tienen lugar en más de 400 fábricas recuperadas y repasó el proceso de reforma de la ley de concursos y quiebras. Por su parte, Gustavo Caramelo afirmó que "hoy necesitamos un juez que se involucre en el desarrollo del proceso para que todos los derechos constitucionales sean satisfechos". Agregó además que la ideología de los jueces “debe ser la de los plenos derechos constitucionales, porque para eso juramos". Finalmente Granovsky sostuvo que las llamadas asimetrías en realidad obedecen al clasismo que rige entre los magistrados, desde el punto de vista de "lo elitista, lo discriminatorio y lo antirreformista". El moderador de la mesa, Sebastián Tedeschi, finalizó el panel sobre asimetrías sociales señalando que "cuando la justicia escucha a los sectores vulnerables, éstos pueden dar las claves para la resolución de los conflictos".

El segundo panel del encuentro, “Poder Judicial e ideología” contó con la participación del juez de la Corte mendocina Omar Palermo, el juez del Tribunal Oral Federal de Mar del Plata Mario Portela, el flamante defensor general de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Corti, y el periodista Mario Wainfeld.

Omar Palermo comenzó su exposición mencionando la importancia de los juicios sobre la responsabilidad de los magistrados en los delitos de Lesa Humanidad cometidos durante la dictadura. Palermo expresó que "el Poder Judicial también debe pedir perdón a la sociedad por su participación en los crímenes durante el terrorismo de Estado". En este sentido es emblemático el proceso que en estos días se está realizando en Mendoza. Respecto de la cuestión ideológica sostuvo que "el Poder Judicial debe mantenerse firme tanto frente a los poderes fácticos como frente al Estado en cuanto a la vulneración de derechos". Palermo afirmó también que "el Poder Judicial es garante de la prisión preventiva, que supera el 70% de la población carcelaria, y no asume su responsabilidad en la des-socialización del preso".

Mario Portela centró su intervención en el diseño del perfil del juez. Realizó una crítica de los contenidos de las currículas de las facultades de derecho y afirmó que “el juez debe estar involucrado en el proceso, no puede haber neutralidad, no podemos elegir entre tener o no ideología".

Por su parte Horacio Corti sostuvo que "todo aquel que habla lo hace desde un lugar, y esto también ocurre con los jueces. Ese lugar es ideológico". Corti llamó a desarrollar "una doctrina nacional y popular del derecho" para contraponer a "los tratados liberales con los que todavía se forma a los profesionales en la universidad": hoy la ideología dominante es una visión liberal conservadora del derecho que hace pasar lo particular por universal. El flamante Defensor General porteño afirmó que desde 1976 se desnacionalizó el Poder Judicial, y se preguntó, por ejemplo, cómo un juez de Nueva York puede resolver algo que sucedió en la Argentina en el año 2001.

Mario Wainfeld reflexionó sobre las necesidades de la gente de a pie que necesita un poder judicial “más cercano y humano”. Para Wainfeld "el mundo de lo judicial es el mundo de lo cifrado. El Poder Judicial está lejos". Esta distancia temporal y espacial del Poder Judicial hoy exige que los jueces sean “equitativos y se planteen cómo compensar las dificultades que genera la desigualdad social".

Durante el encuentro Justicia Legítima entregó una placa al saliente defensor general porteño, Mario Kestelboim, por su aporte para el acceso a la justicia y el trabajo por "mejorar las condiciones del ejercicio de derechos" de los residentes en la ciudad de Buenos Aires.

Luego de los paneles el cierre de la jornada estuvo a cargo de la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, y el periodista Víctor Hugo Morales. Gils Carbó afirmó que "una justicia legítima debería tener jueces y fiscales proactivos ante las vulnerabilidades que sufren los más débiles". Respecto de los hechos de violencia de los últimos días y el rol de los medios en su cobertura expresó: "hemos visto azorados como se desvirtúa la justicia con la cobertura mediática de los linchamientos". En este sentido, se preguntó si puede haber justicia cuando se parte de la idea de que algunas vidas no tienen valor. "La violencia se revierte con inclusión social. Necesitamos un nuevo Código Penal con coherencia interna".

Víctor Hugo Morales condenó las expresiones sensacionalistas que promueven la violencia: "cuando alguien está apaleado en el piso nos están apaleando a todos". Morales también se refirió al enorme desafío de plantear cambios estructurales en la justicia, especialmente cuando “la democracia que no está con el capitalismo no les sirve a quienes tienen un credo liberal". Finalmente elogió los debates que alienta nuestro espacio: “me alivia saber que mañana tendremos una justicia legítima”. La Procuradora cerró el encuentro con estas palabras: “Desde Justicia Legítima tratamos de expresar la esperanza del pueblo en que haya justicia".

Justicia Legítima agradece a todas las personas que asistieron a nuestra jornada y a los trabajadores de la Biblioteca Nacional por su enorme esfuerzo para llevar adelante el evento.

¡Nos vemos en nuestro próximo encuentro!

Foto gentileza de Rubén Poli.

Ver la galería de fotos del encuentro


Descargar como PDF
Compartir
Seguinos en Twitter

.