Noticias

« Volver
25/08/2014 | Un ATAJO para Mar del Plata

Axat: “El gran problema de los barrios es que nadie los escucha”

El director del Programa de Acceso Comunitario a la Justicia del Ministerio Público Fiscal anunció que se realizará en la localidad balnearia la primera experiencia piloto fuera de la Ciudad de Buenos Aires. Se estima que estará en funcionamiento antes de fin de año.
 
Antes de fin de año, según adelantó Julián Axat, una nueva Agencia Territorial de Acceso a la Justicia (ATAJO) abrirá sus puertas, y por primera vez habrá una experiencia piloto fuera de la Ciudad de Buenos Aires. Mar del Plata fue elegida como nueva sede, con la convicción de que los ATAJO deben replicarse en todo el territorio nacional.
 
El director del Programa de Acceso Comunitario a la Justicia del Ministerio Público Fiscal de la Nación brindó una charla convocada por “Justicia Legítima” en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Mar del Plata, donde dio detalles del programa lanzado por la Procuración General de la Nación en hasta el momento cinco asentamientos y barrios humildes de la Ciudad de Buenos Aires. “El gran problema de los barrios es que nadie los escucha”, aseveró el funcionario.
 
“Los ATAJO  permiten revertir los índices de necesidades legales insatisfechas. Es imprescindible que los vecinos y vecinas de las villas y barrios vulnerables conozcan sus derechos para exigir su cumplimiento. Hoy uno de los grandes problemas que tenemos es que se cree que el acceso a la Justicia es a través de las comisarías”, reparó.
 
La presentación estuvo a cargo del Dr. Daniel Adler, fiscal federal de Distrito, quien destacó la implementación de estas agencias territoriales. “No son nuevas oficinas de difícil acceso, mucha demora y pocas respuestas, es un cambio de paradigma de una nueva cultura de derechos y de una Justicia más inclusiva”, aseguró.
 
Horas antes, Axat mantuvo una reunión con el intendente Gustavo Pulti, quien se mostró entusiasmado con el desembarco en la ciudad de los ATAJO. Primero, será necesario un relevamiento de poblaciones atravesadas por una situación de vulnerabilidad; y luego la coordinación de estrategias de abordaje de problemáticas con instituciones del Poder Judicial y Ejecutivo local, con el fiscal coordinador de distrito y organizaciones barriales. Y también se prevé la generación de acuerdos de cooperación con la Universidad Nacional de Mar del Plata, para la implementación de prácticas profesionales y pasantías.
 
“Creo que va a facilitar el trabajo de acceso a la Justicia en un lugar como Mar del Plata, y le va a mostrar al resto del país que en una ciudad con esa complejidad puede llevarse a cabo un programa de protección de derechos de los más vulnerables”, sostuvo el funcionario.
  
PROTECCIÓN DE DERECHOS
 
Axat señaló que durante su experiencia como defensor penal juvenil, entendió que “había que desmarcarse del mero rol de defensa de legalidad superficial, para comprender el rol de protección de derechos que implica el acceso a la Justicia”. “Entendimos que era necesario romper con la figura del fiscal como acusador de escritorio, para volver a la faz social y de la relación comunitaria”, sumó.
 
“Cuando fui convocado por la Procuradora Alejandra Gils Carbó, me planteó que era necesario cruzar los dispositivos estancos de la Justicia con un Programa que vaya al territorio y conecte las problemáticas de la sociedad, con el Ministerio Público Fiscal”, añadió luego.
 
Axat mencionó que es la primera experiencia de acceso a la Justicia que está destinada específicamente a sectores vulnerables, y que como punto de partida fueron tomadas las “100 Reglas de Brasilia sobre acceso a la Justicia de las personas en condición de Vulnerabilidad”. Allí se explica que “se consideran en condición de vulnerabilidad aquellas personas que, por razón de su edad, género, estado físico o mental, o por circunstancias sociales, económicas, étnicas y/o culturales, encuentran especiales dificultades para ejercitar con plenitud ante el sistema de justicia los derechos reconocidos por el ordenamiento jurídico”.
 
“Con los ATAJO no sólo buscamos recomponer el vínculo entre el Ministerio Público y la sociedad, sino también fortalecer los lazos sociales comunitarios allí donde hubo políticas que quisieron fragmentar”, remarcó Axat.
 
Entre las líneas de trabajo propuestas, el titular del Programa mencionó: instalar y gestionar Oficinas de Acceso a la Justicia; asistencia y articulación con los magistrados en investigaciones vinculadas con las problemáticas propias del acceso a la Justicia; y relevar y sistematizar datos producidos en el marco del Programa. Los ATAJO también pueden cumplir la función de auxiliar a fiscales en los juicios; y contar con información propia al estar presentes en el territorio. “Es necesaria una verdadera autonomía del Ministerio Público”, abogó Axat.
 
De acuerdo a los números obtenidos por las gestiones realizadas en julio pasado (180 en total), el director del Programa indicó que las intervenciones realizadas fueron en un 39 % asesoramiento jurídico; un 25% derivaciones responsables; un 20% solicitudes de acceso a información judicial; un 6% de articulación con el interior del Ministerio Público Fiscal: y un 6% de denuncias varias.
 
Entre las principales problemáticas llevadas a los ATAJO, el 26% eran penales; el 13,5% habitacionales; 13,5% de documentación; el 11% por violencia institucional y 9% por violencia de género.
 
 
Más fotos haciendo click en la imagen.

Compartir
Seguinos en Twitter

.