Comunicados

« Volver
12/08/2018 | Comunicados

Comunicado de Justicia Legítima

La Argentina vive momentos gravísimos en términos de sujeción al Estado de Derecho, entendido éste como el conjunto de reglas constitucionales y legales que hacen al funcionamiento de las instituciones y a las garantías de los ciudadanos.
 
Desde el intento de designación de dos jueces de la CSJN sin pasar por el Senado de la Nación, los ataques sistemáticos y constantes a jueces y fiscales, en especial de aquellos que han tenido que pronunciarse en asuntos sensibles y de interés del Poder Ejecutivo.
 
 La utilización extendida de la prisión preventiva a personas sin condena, en particular a opositores políticos, la presión para obtener la renuncia de la Procuradora General de la Nación, violentando la Constitución Nacional, son algunas de las prácticas con las que hoy nos toca convivir.
 
Especial mención merece el caso de Milagro Sala, en el que el Estado Nacional no ha dado cumplimiento a lo resuelto por  la CIDH de asignarle la libertad o prisión domiciliaria, y a quien ha sometido a una inadmisible persecución que pone en riesgo cierto su vida.
 
Hace también al resquebrajamiento del Estado de Derecho, la instalación desde el Poder Ejecutivo de doctrinas que consagran la impunidad para el obrar de las fuerzas de seguridad en cualquier caso (“ Chocobar”).
 
Justicia Legítima, como organización apartidaria que congrega a mujeres y hombres de vocación democrática, no puede permanecer en silencio frente a estas groseras violaciones al orden jurídico, que resultan inadmisibles y constituyen un grave retroceso en términos democráticos y republicanos, afectando seriamente la independencia funcional del Poder Judicial.
 
En este contexto es claro que las estructuras que conforman el Servicio Público de Administración de Justicia, deben ser el último resguardo para la vida, la libertad y los derechos de los hombres y mujeres de nuestro país, en particular los de los sectores más vulnerables. Y para ello se requiere  que esa  Administración de Justicia  sea independiente de las presiones de los gobiernos y los poderes fácticos.

Compartir
Seguinos en Twitter

.