Noticias

« Volver
26/02/2013 | Los jueces frente a los anuncios de la Presidenta

Lo mejor que nos puede pasar es que se discuta sobre la Justicia

El juez Carlos Rozanski, titular del Tribunal Oral Federal 1 de La Plata, dialogó con INFOnews sobre el Encuentro por una Justicia Legítima, que comienza hoy en la Biblioteca Nacional. Accesibilidad y derechos humanos serán dos de los ejes del debate.

Carlos Rozanski es el presidente del Tribunal Oral Federal 1 de La Plata. Hace 21 años integra el Poder Judicial y creyó que nunca se podría dar un debate sobre las reglas, tácitas y escritas, que regulan el funcionamiento del sistema. Sin embargo, esa discusión se dará a partir de esta tarde en el Primer Encuentro por una Justicia Legítima, al que asistirá en la Biblioteca Nacional.

Accesibilidad a la Justicia, compromiso con el juzgamiento de crímenes de lesa humanidad y apertura a la sociedad. Esos serán algunos de los temas que guiarán la reunión de hoy y sobre los que Rozanski dialogó con INFOnews.

¿Cuáles son sus expectativas para el encuentro que comienza hoy?

Carlos Rozanski: La idea es que vaya mucha gente y que los temas sean variados. Y que en última instancia se pueda cumplir con el objetivo: que es discutir la esencia de lo que todos pensamos, que es mejorar la justicia. Queremos que la Justicia llegue a todos los lugares del país. Es en ese sentido que se habla de legitimizar: la Justicia que llega solamente a las grandes ciudades o solamente a los grupos más poderosos no es justicia. Lo que se esta buscando es una Justicia que pueda llegar a cada región y que la gente que integra grupos vulnerables sientan que las contiene, escucha. Eso es lo que significa democratizar la justicia.

IN: ¿Cómo piensa que se pueden instrumentar esos cambios?

CR: Yo creo que las reuniones son para eso: para que cada uno dé nosotros de propuestas de cómo se puede lograr. Pero básicamente la discusión es ideológica. Previamente, hay que definir cual es el perfil de los jueces, fiscales y defensores que queremos. Y a partir de ahí, si ese perfil coincide con el modelo de juez que tiene que tener Argentina, que no es otro que el de las Convenciones americanas de Derechos Humanos. Respetar los Derechos Humanos es producto de la Constitución Nacional. Ahora, no todos los jueces están dispuestos a aplicar las convenciones con la misma rigidez con la que deben ser aplicadas. Y eso marca desigualdades. Lo que se está buscando es que todos los jueces apliquemos de la misma manera el derecho.

Rozanski: “La discusión es ideológica. Hay que definir el perfil de los jueces”

IN: En ese sentido, ha habido jueces, por ejemplo en la Cámara Nacional de Casación Penal, que han obstruido juicios por crímenes de lesa humanidad. ¿Son muchos los jueces que no están comprometidos con el juzgamiento de esos delitos?

CR: No sabría decir si son muchos o no. Es cierto lo que usted dice, pero tiene que ver con la falta de recambio institucional. Han pasado muchas cosas en el país y todavía hay una cantidad de jueces que piensan de una manera distinta y que incluso se oponen a juzgar los delitos de lesa humanidad. Evidentemente, ese tipo de jueces no encajan en el paradigma actual y es el tipo de juez que no corresponde existir. Creo que es una discusión que también hay que dar. Hay casos concretos de jueces de Casación que se han ido y luego han pasado a defender a personas imputadas de esos delitos. Si bien no está prohibido, marca más o menos una ideología que está detrás de todo esto.

IN: Seguramente muchos de los que se oponen a este encuentro van a salir a decir que todos los integrantes de Justicia Legítima son kirchneristas o están guiados por intereses partidarios. ¿Cuál va a ser su respuesta a eso?

CR: Es probable, pero eso es parte de la reacción esperable. La palabra reaccionario viene de ahí: es la reacción a un avance. Si pensar que uno quiere, necesita y desea una Justicia mejor lo transforma en kirchnerista y bueno, será kirchnerista. Pero yo creo que no pasa por ahí: yo creo que la heterogeneidad de jueces, fiscales y defensores que están impulsando estos cambios es más importante que cuántos de ellos pertenecen o no a un partido de gobierno o simpatizan con un partido de gobierno. Esta discusión, por lo menos desde mi punto de vista, está por encima de una cuestión partidaria. Acá lo que hay es una gestión de gobierno que inequívocamente a partir del año 2003 permitió avances en materias claves como lo son los derechos humanos y eso no lo transforma al juez en oficialista. El resultado de la discusión que se está gestando en estos días no va a ser que se estigmatice a los que participan de ella como kirchneristas u oficialistas. Y quienes lo hagan se van a estar equivocando.

IN: ¿Había tenido la posibilidad de discutir estos temas en otra oportunidad, con la apertura y el impacto del encuentro de hoy?

CR: Nunca. Jamás. Hace 21 años que soy camarista y jamás he discutido ni ha habido un espacio. Y, en lo personal, yo tampoco creía que se iba a producir este espacio. Es un momento histórico en ese sentido. Que un poder del Estado tan cerrado como lo es la Justicia, esté dispuesta a debatir estos temas, es lo mejor que nos puede pasar como país. Es el aporte más grande que podemos hacer. En lo personal, no lo creía y hoy lo creo porque lo estamos viviendo.

IN: ¿Tiene esperanza en que se pueda cambiar el oscurantismo de la Justicia?

CR: Absolutamente.

Ver nota original


Compartir
Seguinos en Twitter

.