Noticias

« Volver
10/10/2019 |

Ponencia de Justicia Legítima en Córdoba

El 07 de octubre, la Presidenta de Justicia Legítima, Cristina Caamaño, participó de una serie de actividades en Córdoba y dio la ponencia que se reproduce a continuación:

 

"Este es el 1er acto en que me toca intervenir como presidenta electa de JL, así que me parece importante comenzar hablando de la institución que ahora presido. 

Hace 6 años que con motivo de las irregularidades que ya se manifestaban en el Poder Judicial, un grupo de juristas, abogados, magistrados decidieron agruparse con el fin de transformar la situación de la justicia: democratizarla.

Para ello, entre otras cosas, pensaron en una administración de justicia que responda a los intereses de la ciudadanía en general, fomentar la transparencia en los procesos y en las decisiones de los magistrados, en la selección del ingreso y promoción de los agentes que integran el servicio de justica, promover una justicia ágil, eficiente y eficaz. Así, comenzaron haciendo actividades, debates al que concurrió masivamente todo tipo de público, para pensar las reformas necesarias para un sistema más plural e independiente.

Entre lo que se proclamó desde el Encuentro fue la transparencia del PJ, el cambio de lenguaje para que todos puedan entender una resolución judicial, el acercamiento a la justicia por parte de la ciudadanía, la paridad de género.

Todo esto nos valió que al asumir el actual gobierno, JL pase a ser casi una mala palabra, los comunicadores nos demonizaron sin importar quienes habían sido los socios fundadores de la Agrupación. Todes ellos personas muy valiosas, juristas, abogades, intelectuales, periodistas, magistrades, personas intachables, de mucho prestigio, que emprendieron la ardua tarea de querer explicar un proceso judicial, de buscar la forma de agilizarlo, de sacarlo del oscurantismo.

Simultáneamente comenzó la cacería a todo ex funcionario, apoyados por los medios de comunicación complacientes que manipularon la información, operando junto con los servicios de inteligencia, lo que generó una vulneración al Estado de derecho, a toda garantía constitucional, al debido proceso y al estado de inocencia. Las detenciones arbitrarias se convirtieron en moneda corriente. Se utiliza la detención como acto persecutorio. Para nosotres, JL, los jueces tienen que abocarse a las investigaciones que tienen en su juzgado, no deben ser utilizados para detener a opositores.

De la misma forma, primero fueron contra la ex procuradora AGC, quien aguantó un año y medio saliendo en la tapa de los diarios todos los días donde le pedían que renuncie para que el nuevo presidente pueda elegir un procurador de su entorno, hasta que lo lograron. También se avanzó contra los jueces laboralistas  que fallaban a favor de los trabajadores, los militantes por los DDHH, los jueces que resolvían en contra de las empresas de los amigos del gobierno o a favor de algún sindicato, hasta el Consejo de la Magistratura fue avasallado, destituyendo dos miembros de la oposición y designando dos que les respondían. Todo esto se hizo con el silencio cómplice de los medios de comunicación hegemónicos. La comunicación es importante tanto por lo que dice como por lo que calla.

Las fake news han servido en el mundo para denostar a todo aquel que quisiera mostrar lo que no funciona bien en todo ámbito, pero a mí, en este momento, me interesa JL.

Por eso, en este nuevo período que me toca presidir vamos a poner todo el esfuerzo en revalorizar no solo a los integrantes de JL sino los valores que se promulgaron desde su creación y que siguen tan vigentes como en esos primeros encuentros del año 2013.

La gente no sabe que es JL pero no le gusta, porque manipularon la información y operaron junto con los servicios de inteligencia para demonizarla.

Y porque fue demonizada? Porque JL puso en crisis el sistema judicial cuando planteó la democratización de la justicia, cuando expresó que la justicia está para mejorar la vida de los hombres y mujeres que se acercan a ella. Cuando dijo que somos funcionarios públicos y cada vez que requerimos o resolvemos tiene que ser para generar una mejora en el ciudadano que lo plantea, no para lucirse, vengarse o aplicar la ley fríamente olvidándonos del contexto.

Por eso JL va a continuar promoviendo la independencia judicial, el acceso a la justicia, la transparencia de los magistrados, la defensa del Estado de derecho, los derechos humanos, la perspectiva de género y trabajar para evitar que haya  presos/as políticos/as, que haya superpoblación carcelaria, (responsabilidad ésta, única de los jueces y las juezas) y el exceso de prisiones preventivas, incluso sin procesamiento, como se viene dando este último tiempo y sin necesidad, lo que nos llevó a tener 33 presos políticos, siendo la primera Milagro Sala que ya lleva más de 1350 días presa. 

Se trata de volver a utilizar el término garantismo sin que parezca una mala palabra, como nos hicieron creer. Garantismo es tener como guía a la CN, ley suprema en un estado de derecho con principios democráticos y republicanos. El garantismo es la base de que nos van a tratar como verdaderos ciudadanes, con los derechos y garantías que nos da la Constitución.

JL va a trabajar escuchando a la gente y demostrando que la injuria y el desprestigio al que nos sumieron los medios de Comunicación, vienen de lo que podemos denominar la justicia ilegítima, que es la que admite las prisiones preventivas sin procesamientos (doctrina Irurzum), la que llena las cárceles porque está de acuerdo con la mano dura (doctrina Chocobar), la que se arrodilla ante el poder ejecutivo, este poder ejecutivo que persigue, denuncia a los jueces que no les gusta como fallan y dice sin eufemismos: que van a buscar otros que fallen como ellos quieren, este ejecutivo que destituyó o persiguió magistrados/as por aplicar una cautelar para evitar el aumento de los servicios públicos que son impagables para el argentino medio, o que le llevan la resolución escrita a un juez para que la firme, la que usa a los servicios de inteligencia para operar y filtrar escuchas a los medios. Con todo eso tenemos que luchar y trabajar para evitar que se siga corrompiendo la justicia. Necesitamos cambiar el carácter burocrático y selectivo del Poder Judicial y lograr que los magistrados expliquen sus fallos. También buscamos la paridad de género. Fíjense que en los cargos más altos, casi no hay mujeres. Sin ir más lejos, en la Corte de 5 miembros solo hay 1. 

Fíjense, cómo vamos a creer en la justicia si tenemos un fiscal federal rebelde en una causa de extorsión y espionaje ilegal donde hay imputado un falso abogado (D´Alessio) y la Procuración solo lo apercibe, mientras se intenta apartar al juez que lleva el caso adelante con prudencia, celeridad y transparencia. 

Nosotros, como JL, tenemos que interpretar las necesidades de la sociedad e intervenir activamente en las transformaciones sociales, para eso, vamos a seguir estableciendo lazos con organizaciones estudiantiles, sindicales, feministas, sociales, de DDHH, pueblos originarios, ambientalistas: la sociedad civil en su conjunto para alcanzar una justicia ágil, clara, con lenguaje llano y métodos transparentes, con estado de derecho y garantías.

Entonces, los invitamos a todes las mujeres y hombres de buena voluntad que realmente quieran revalorizar la justicia en todo sentido que nos acompañen, nos hagan llegar sus inquietudes, porque JL es un espacio necesario y útil, que está destinado a crecer para acompañar a la ciudadanía. Y por sobre todo porque JL ratifica su compromiso con los DDHH y el sistema democrático. Porque queremos una Justicia para todes". 


Compartir
Seguinos en Twitter

.