Opinión

« Volver
02/06/2020 | Opinión

Justicia Legitima

Por Cristina Montserrat

"To wrong in the safe side". Expresión anglosajona que describe el "Principio de precaución": Cuando no hay certeza científica de la inocuidad de una política ambiental o sanitaria, debe estarse por la política más segura. Si hay que equivocarse, que sea por el camino mas seguro, no por el mas arriesgado.

El documento de la Unión Europea (UE, 2000) indica que cuando se considere necesario tomar medidas basadas en el principio precautorio, éstas deben ser, entre otras:

• proporcional al nivel elegido de protección;

• no discriminatorias en su aplicación;

• consistentes con medidas similares ya adoptadas;

• basadas en un examen de los beneficios y costos potenciales de la acción o inacción (incluyendo, cuando sea necesario y factible, un análisis económico de costo beneficio);

• sujeto a revisión, a la luz de nueva evidencia científica; y

• capaz de asignar responsabilidad para generar la evidencia científica necesaria para una evaluación de riesgo más comprensiva. El principio precautorio, esencialmente utilizado por los tomadores de decisiones en el manejo del riego, no debería confundirse con el elemento de cautela que los científicos aplican en su evaluación de los datos científicos.

Se agrega que el recurso al principio precautorio presupone que los efectos potencialmente peligrosos que derivan de un fenómeno, producto o proceso, han sido identificados y que la evaluación científica no permite determinar el riesgo con suficiente certeza. La aplicación de un enfoque basado en el principio precautorio debería comenzar con una evaluación científica, tan completa como sea posible, y en donde sea posible con la identificación en cada etapa del grado de incertidumbre científica.

Los tomadores de decisiones deben estar conscientes del grado de incertidumbre que acompaña los resultados de la evaluación sobre la información científica disponible. Juzgar lo que es un nivel aceptable de riesgo para la sociedad es una responsabilidad eminentemente política. Los agentes gubernamentales enfrentados a con un riesgo inaceptable, incertidumbre científica y preocupación pública tiene el deber de encontrar respuestas. (Unión Europea) (2000), “Communication From the Commission on the Precautionary Principle”, Commission of the European Communities, COM(2000) 1. Bruselas, 2 de febrero.

El presidente argentino está aplicando todas y cada una de estas sugerencias lo que da racionalidad a las temporarias restricciones de ejercicios de derechos, cuando los anticuarentena se creen dueños de la verdad sin evidencia científica absoluta que sostenga sus afirmaciones pretenden poner en riesgo la salud de la población, subordinada a sus intereses económicos, cuando no políticos.

Por el contrario, el principio precautorio tiene fuente jurídica. Fue consagrado en la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (Río de Janeiro, Brasil, 3–14 de junio de 1992) "Con el fin de proteger el medio ambiente, los Estados deberán aplicar ampliamente el criterio de precaución conforme a sus capacidades. Cuando haya peligro de daño grave o irreversible, la falta de certeza científica absoluta no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces en función de los costos para impedir la degradación del medio ambiente". el principio fue rápidamente adoptado en numerosos tratados multilaterales y en declaraciones internacionales. Entre ellos se incluyen el Protocolo de Montreal de 1987 sobre sustancias que agotan la capa de ozono; el Convenio sobre la Diversidad Biológica de 1992; el Convenio Marco de Cambio Climático de 1992; el Tratado de la Unión Europea de 1992; el Convenio de 1992 para la Protección del Medio Ambiente Marino del Atlántico Nororiental y el Convenio de Helsinki de 1992 sobre la protección del medio ambiente marino en el Báltico. Los países partes en el Convenio de Londres de 1972


Compartir
Seguinos en Twitter

.